Diferencia entre Chatbots y Asistentes Virtuales

Muchas personas piensan que chatbots y asistentes virtuales son la misma cosa, pero la verdad es que existe una diferencia significativa que las empresas y sus empleados deben conocer. Actualízate con esta información y descubre a continuación cuál es la diferencia entre Chatbots y Asistentes Virtuales.

Las avances tecnológicos, y más precisamente las aplicaciones de inteligencia artificial han avanzado a un ritmo vertiginoso en el último año. De esos esfuerzos han nacido chatbots y asistentes virtuales cada vez más avanzados. En ambos casos, la finalidad es automatizar los procesos de comercialización internos. Lo que sucede es que a menudo las personas piensan que estas aplicaciones basadas en AI son la misma cosa, y no lo son.

Muy por encima podemos decir que los chatbots son interfaces de adquisición de información. Por ejemplo, en un chatbot de un ecommerce se pueden obtener los detalles de un producto, preguntar acerca de las ofertas, etc. Mientras tanto, los asistentes virtuales ayudan a la realización de tareas de negocios. Por ejemplo, un asistente virtual puede recordar la fecha de las reuniones, pautarlas, organizar y gestionar las tareas de negocios, etc.

Ciertamente, ambos son interfaces de conversación, pero su uso y sus fines son distinto. Por tanto, es fundamental que las empresas y sus empleados conozcan la diferencia entre chatbots y asistentes virtuales, así que lo explicamos en detalle.

Diferencia entre Chatbots y Asistentes Virtuales

Un chatbot es un programa automatizado basado en AI que se utiliza como medio para interactuar con humanos a través de medios textuales o auditivos. Así, enriquece los programas de atención al cliente. Por otro lado, un asistente virtual es un agente digital personal basado en software que nos ayuda a realizar nuestras actividades diarias dentro del negocio o empresa. La diferencia está muy bien marcada, pero la explicamos a continuación.

  • Los chatbots no pueden comprender las emociones humanas… Proporcionan respuestas precisas a las consultas, pero no llegan a comprender nuestros estados de ánimo y emociones, así que ante eso no saben cómo responder. Mientras tanto los asistentes virtuales pueden analizar las emociones con el procesamiento del lenguaje natural. De manera que los asistentes virtuales son eficientes y precisos, pero al mismo tiempo son mucho más humanos. Aunque hay que aclarar que actualmente se están desarrollando chatbots que pueden medir los sentimientos humanos con la ayuda de la inteligencia emocional de la IA.
  • El flujo conversacional es distinto. Al interactuar con los chatbots, si interrumpes la conversación, el bot no podrá recordar el contexto de la conversación. Por otro lado, los asistentes virtuales ofrecen una comunicación más rica porque intentan comprender la intención humana a través de técnicas dinámicas de flujo de conversación.

Así que a la hora de elegir entre un chatbot y un asistente virtual debes identificar las áreas de aplicación correctas en tu negocio para aprovechar al máximo ambas aplicaciones de AI. ¿Necesitas un asistente virtual que te ayude a gestionar tu negocio o necesitas un chatbot para que tus clientes y empleados consigan la información que necesitan acerca de tu negocio y productos?



Deja un comentario