Cuándo elegir chatbots basados en reglas o en Inteligencia Artificial

¿Cuál es el mejor tipo de chatbot para tu negocio? ¿Basado en reglas o basado en inteligencia artificial? Es una de las inquietudes más importantes a resolver antes de instalar un bot en cualquier tipo de empresa o negocio.

Por eso, aquí te enseñamos a discernir cuándo elegir chatbots basados en reglas o en Inteligencia Artificial a través de dos preguntas importantes.

Chatbot basado en reglas o en inteligencia artificial

Puede que puedas decidir cuál te conviene más a través de las respuestas a estas preguntas esenciales.

Los bots basados ​​en reglas pueden responder preguntas en función de qué tan buena es la regla y qué tan extensa es la base de datos.

Los bots basados en reglas pueden entender el valor que suministramos, su limitación viene con la comprensión de la intención de ese valor. El contexto de la conversación que sostiene el usuario con el sistema es lo que se le complica a este tipo de programación.

Por ejemplo, hay muchas formas de decir que quieres tomar un vuelo a París: “Necesito un vuelo a París”, “Reservar un vuelo a París”, “Boletos de viaje a París”, etc.

Un bot basado en AI o PNL identifica el lenguaje, el contexto y la intención y luego reacciona basándose en eso. Mientras que un bot basado en reglas solo entiende un conjunto predefinido de opciones.

¿Dónde y cómo usar la PNL?

PNL son las siglas de Procesamiento de Lenguaje Natural. Es el tipo de desarrollo indicado para bots que deben dar respuestas opciones y preguntas que no funcionarían si fueran estáticas o predefinidas. Si como empresa necesitas comprender las intenciones y el contexto del usuario, entonces debes usar PNL.

Entonces, si por ejemplo tienes una pizzería y quieres dar opciones de ingredientes, te funciona perfectamente un bot basado en reglas que guie a los usuarios en la elección de su pizza perfecta.

Pero si como pizzería quieres entender la intención de los usuarios, debes acudir a una IA, porque un cliente puede decir “tengo hambre” o “me muero del hambre” (una frase no literal), y solo un bot con PNL puede entenderlo y atender a tu cliente ofreciéndole opciones de comida.

Muchas empresas, por la competitividad, eligen un chatbot basado en reglas porque es mucho más rápido de construir. Por tanto, dejan de lado las capacidades de la inteligencia artificial para que sus bots sean los primeros en comercializar en su campo. Y por otro lado, los bots basados en reglas son mucho más baratos de construir, así que eso pesa mucho en la decisión.

Pero no cabe duda que los bots basados en reglas son perfectos para negocios en los que la IA sería una exageración.

Si un cliente solo necesita saber el estado de su póliza o qué ingredientes hay disponibles para su pizza, no necesita de la ayuda de la inteligencia artificial para eso. Al contrario, un bot de autoaprendizaje que utilice el procesamiento de lenguaje natural solo es necesario en situaciones donde se necesite comprender los problemas y preguntas del cliente en base a sus intenciones y su contexto.



Deja un comentario